Mi Blog

Enterate de las últimas novedades del Guía Espiritual Ezequiel Risso

Intimidad

Cuando logres romper los prejuicios que has generado sobre tu mismo, podrás intimar con los otros y mostrarte tal cual sos.

Intimidad, cuánto miedo le tenemos a esa palabra, en algunos casos puede llegar hasta causarnos escalofrío.

La intimidad es algo que definitivamente todo el mundo desea, pero muy pocas personas en el mundo la practican.

Ser íntimos, nos obligaría a tener que bajar la guardia, bajar nuestros escudos, y mostrarnos tal cual somos.

Lamentablemente escondemos tanta basura bajo la alfombra, que muy pocos de nosotros están dispuestos a mostrar la intimidad de su subconsciente y su consciente.

La sociedad, la crianza, las religiones, nos han adoctrinado, de forma tal, que los deseos, los morbos ,los sueños, deben ser reprimidos, y escondidos en la profundidad del océano de nuestra mente.

Es por esto que tenemos tanto a la intimidad, porque para poder intimar realmente con alguien, no tenemos más que desnudarnos por completo, y dejar que el otro descubra realmente quiénes somos.

Mostrar nuestras escaras, destapar nuestras heridas, y dejar que el pus salga hacia fuera.

Esta situación nos ponen completamente al descubierto, y quedamos absolutamente permeables al disparo certero de cualquier francotirador emocional.

Esta situación causa un inmenso pánico, nos inmoviliza.

Es por esta situación, qué es tan difícil formar vínculos de intimidad con los otros, amigos, familia, amantes, parejas.

Todos nos quedamos inmóviles, mostrando una ficción,  un personaje acordes a lo que la sociedad espera de nosotros.

Cuando logras la intimidad con el otro, cuando rompes el miedo a ser juzgado, todo el peso del baúl de pensamientos qué llevabas en tu espalda se disipa.

Cuando formas intimidad con el otro, estás experimentando una de las formas más bellas de libertad,

La libertad de transforma las miradas de desconfianza, en miradas de amor absoluto.

Cuando te animes a intimar con el otro, transformaras una vida de soledad, en una vida de aceptación en comunidad.

Al mostrarte íntimamente hacia el otro, mostraras que tienes bien claro quién eres.

Esa seguridad ara que nadie te ataque, porque qué ropa puedes robarle aquel que está desnudo

 

Ubicación

San Justo - Buenos Aires, Argentina.

Horarios

Lu. a Vi.: 8 – 11 hs / 20 – 24 hs.
Sá.:  15 – 24 hs. | Do.: 10 – 24 hs.

Respondo una pregunta Gratis!

La respuesta tiene una demora lógica ya que me tomo el tiempo de responder todas las preguntas de forma personalizada. Por favor indica un email válido para asegurarte de recibir tu respuesta.